Poker ilegal: los robaron y terminaron presos

Poker ilegal: los robaron y terminaron presos

No es nuevo enterarse de que se organizan partidas clandestinas de poker, denominadas así cuando hay dinero de por medio y las acciones no son reguladas por los entes que correspondan. Naturalmente se distingue un juego hogareño de otro ilegal que persiga un fin netamente lucrativo, el cual es penado por la ley. Pero de ahí a que contenga ribetes cinematográficos, no siempre es así.

En este caso los tuvo.

El hecho sucedió en Binéfar municipio y localidad de España perteneciente a la Comarca de la Litera, al este de la provincia de Huesca, con una población de unos 10.000 habitantes, puñado de los cuales no se imaginaban lo que les estaba a punto de ocurrir.

En circunstancias que están siendo investigadas, una veintena de personas se encontraba participando de una partida ilegar de poker en un bar del lugar antes mencionado. Lo sorprendente del asunto es que todo se desarrollaba de manera normal -y así habría terminado- hasta que seis individuos armados y encapuchados forzaron la puerta del local y entraron.

Ahora a llorar a la iglesia de San Pedro, en Binéfar…

Obviamente sus intenciones no eran las de participar de aquel encuentro, sino de robar el dinero recaudado y, quizá , también algunas pertenencias de los ocasionales jugadores.

Mientras el atraco se estaba llevando a cabo, uno de los jugadores pudo comunicarse a través de su celular con la Guardia Civil para pedir ayuda, lo cual fue respondido de inmediato con personal de esa fuerza de seguridad arribando al bar antes de que los maleantes pudieran darse a la fuga.

Al cabo, todos los participantes de la timba clandestina fueron identificados, con sus datos ya enviados a las autoridades competentes para que éstas resuelvan las penas a aplicar, contendidas en la Ley del Juego de Aragón.

Por otro lado, los seis malechores quedaron detenidos. Desde la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca explicaron que se los aprehendió bajo el marco del delito de robo con intimidación, aunque se les podría imputar el de pertenencia a banda criminal. Asimismo, prefirieron no dar más detalles porque la investigación está en curso.

Ahora queda por resolver cómo los seis jóvenes detenidos se enteraron de la cita de juego ilegal y si ésta fue esporádica o lleva tiempo de organizada.

Fuente: El Periódico de Aragón

Author: Brandy Lawrence