Los Ases en suit tienen mejor prensa de la que merecen

Los Ases en suit tienen mejor prensa de la que merecen

Son cartas típicas de quienes practican un estilo loose. Los conservadores pocas veces entrarán en juego con este tipo de ases, sólo, probablemente, cuando la posición los beneficie. ¿Por qué?, especialmente por lo que enseñan las matemáticas. Veamos.

Los peores escenarios preflop que pueden enfrentar los A Xs son 1°) aquellos en los que el o los rivales tengan otro As con un kicker mayor (estado de dominación) o 2°) lleven una pareja (siempre poseen chances en contra).

La cuestión es, entonces, cuántas veces vamos estar en esa situación, y ello depende de la cantidad de contrincantes. La información que sigue es ilustrativa.

Veamos el primer supuesto:

Probabilidades de que alguien reciba ases con kicker mayor si llevamos uno

Vale aclarar que las probabilidades expuestas son similares si se comparan cartas suitadas contra cartas suitadas.

En el segundo caso, si A X del mismo palo debe combatir contra un par, tendrá apenas más del 48% de probabilidades de ganar preflop si el kicker supera en valor al de la pareja (por ej.: A 9 contra 5 5), algo más del 33% si es similar (A 9 contra 9 9), no llega al 32% si es menor (A 9 contra J J), y sólo el 11% si se enfrenta a A A. Como se ve, contra pares, en el mejor de los casos, habrá un coin flip con ventaja en contra.

ases

El gran teórico del poker José Litvak señala que los Ases en suit tienen mejor prensa de la que, a su juicio, merecen.

Si se tiene en cuenta que la probabilidad de recibir cualquier par en la mano es del 0,45%, para determinar si confrontaremos contra alguno habrá que multiplicar ese porcentaje por la cantidad de rivales que hay en la mesa.

Por ejemplo, en una mesa de 10, un 4,05% de las oportunidades algún oponente lo tendrá (9 rivales) y las perspectivas de éxito variarán, como vimos, según su valor.

Entonces, por ejemplo, ni bien se reparten las cartas, con un A 8s o kicker de menor valor, jugando contra toda la mesa, y sin considerar características específicas de la ronda (posición, cantidad de jugadores que foldearon o tamaños de los stacks), siempre tendremos probabilidades de éxito inversas considerables (esto surge de la suma del 48,42% de probabilidad de competir contra A con kicker mayor, más el 28,35% de jugar contra par de ochos o mayores). En otros términos, hay un 76,77% de que alguien tenga preflop una mano mucho mejor que la nuestra.

No obstante, y como se sabe, a medida que el campo de rivales se reduce, la potencia aumenta. Por ejemplo, si hubieran 5, existe un 57.35% de probabilidades de que nuestra mano sea la mejor.

Finalmente, para decidir bien, hay que tener en cuenta el valor de la apuesta a pagar con relación al tamaño del pozo, porque no siempre entrar con menores probabilidades de éxito es incorrecto. Si la recompensa es mayor que esas chances, parece lógico correr el riesgo. En otras palabras, cuando las pot odds sean favorables.

La capacidad de triunfo de los Ases en suit reside fundamentalmente en 1°) la posibilidad de ganar con el As overcard o de convertirse en el kicker mayor en juegos concretados similares (por ejemplo pares dobles o piernas iguales) o 2°) l de conectar el color nut.

Los A + kicker mediano o bajo (7 o menos) funcionan mejor si se juegan pasivamente. Pueden ser muy productivos ante la perspectiva de concretar el color, pero en tanto nos dejen buscarlo sin invertir más de la cuenta.

Los Ases en suit más chicos (2 al 5) son más especulativos, por la posibilidad agregada de formar escaleras. Sin embargo, el valor de los kicker mayores es más importante de lo que muchos creen.

Por ejemplo, A 9s tiene más potencia de éxito preflop que A 2s porque es más probable que se gane un showdown con 9 9 que con 2 2, sin dejar de mencionar la mayor chance de resultado favorable en el caso de una guerra de kickers.

Como se puede ver en la tabla que sigue, la potencialidad de ganar con kickers mayores es superior a las probabilidades que agregan los posibles juegos que se pueden conseguir con los menores:

Probabilidades de éxito preflop

Cantidad de rivales
Nuestra mano
1
2
3
4
5
6
7
8
A 9
61
42
31
25
20
17
15
13
A 9s
63
44
33
27
22
19
17
15
A 2s
55
35
25
20
16
14
12
10

Es muy común ver mesas loose en las que se juegan manos con cualquier As, sin importar las circunstancias. Si en el flop vuela uno, el kicker será la diferencia entre ganar y perder.

Si el estilo en la mesa es pasivo, los A Xs podrían jugarse desde cualquier posición, pero en pozos no raiseados.

Si el juego es loose y agresivo, podrían jugarse A-Js y A-10s desde posición temprana, pero, ante la aparición de 3bets, habrá pocas posibilidades además de la de foldear. Si la mesa es tight, y desde esas ubicaciones, nunca deberíamos entrar con menos de A Qs.

Desde posición media o mejor, parece aconsejable limpear, pero si no hubo un open raise, en cuyo caso, según el monto, deberíamos llevar como mínimo A Js.

Finalmente, desde posiciones tardías, con A 9s o más, se podría proponer una subida, aunque existan limpers, especialmente, si son de los que juegan loose. Con combinaciones menores, parece mejor jugar especulativamente y pagar para ver el board.

Lo que ocurra luego, con las cartas de la mesa abiertas, es impredecible, porque depende de su textura.

Finalmente, tengamos en cuenta que las probabilidades de lograr en el flop un color concretado son del 0,84% (1 de cada 119 rondas) y las de conseguir un proyecto a color a una carta son del 11% (1 de 9).

Por ende, para decidir pagar para buscar el juego, es determinante que existan muy buenas odds implícitas.

Por: José El Profe Litvak

Author: Brandy Lawrence