El poker como trabajo: prejuicios, tabúes y privilegios

El poker como trabajo: prejuicios, tabúes y privilegios

El poker está rodeado de muchos tabúes que han hecho que sea mal visto por aquellos que no hacen vida en él, así como la gran mayoría de familiares y amigos de quienes tratan de ganarse la vida con las cartas. Dar a conocer la decisión que dedicarse al poker como trabajo casi nunca es bien recibida y menos si se deja atrás otro tipo de empleo.  trabajo

No importa en el nivel que que te encuentres, si eres recreacional, juegas a medio tiempo o ya eres todo un profesional: siempre habrá cuestionamientos o comparaciones con las personas que, por ejemplo, juegan maquinitas en un casino o compran un boleto de lotería.

trabajo

Este tuit de Pastor nunca pasa de moda. ¿A quién no le pasó algo así?

El poker es una buena forma de ganarse la vida, pero…

Cuando se está comenzando a jugar al poker y se está en una edad temprana, comunicar la decisión a los padres es una tarea complicada. Sin duda, éste es el primer nivel de cuestionamiento. Casi instantáneamente saltan frases del tipo «primero debes terminar la universidad» que en muchos casos suele desembocar en conflictos entre padres e hijos que quieren tomar sus propias decisiones y ven el poker una manera rentable e interesante de ganarse la vida.

Para muchos es el nivel más difícil para comunicar la decisión de adoptar en poker como empleo, si ya se tiene otro empleo que representa un ingreso mensual fijo y además se encuentran con responsabilidades económicas como pagar renta y tener familia. Con toda seguridad se encontrarán muchas barreras de entradas para explicar que sí es posible vivir del poker, aún más teniendo en cuenta que se trata de un juego a largo plazo y es muy variable el poder determinar una cantidad de ingreso mensual fija. Y eso genera mucha desconfianza para aquellos que nunca han jugado.

El ser un profesional del poker implica haber superado muchos prejuicios durante todo el camino pero ahora, que se ha alcanzado la meta, la imagen de tu profesión que la mayoría de las personas tiene no suele ser la mejor. Es muy frecuente estar en situaciones rodeado de otros profesionales de distintas carreras y surjan comentarios del tipo «yo gano en las maquinas del casino pero no me dedicaría a eso», aunque el poker en los últimos años se ha dado a conocer como un juego de más estrategia que azar, aún queda el tabú de ser un juego ilegal que implica mucho descontrol y poca disciplina.

Sea cual sea el nivel en el que te encuentres, es importante trabajar en pro del poker no solo para uno mismo sino de manera externa, introducir conceptos como el largo plazo, manejo adecuado de banca, estudio y estrategia, entre otros a tus familiares, amigos y conocidos hará que para el próximo en comunicar la decisión de dejarlo todo por el poker como trabajo no sea tan complicado.

En este Día del Trabajador, haz honor a tu profesión y dedícale unas cuentas horas a las mesas.

Author: Brandy Lawrence