Allanaron un casino clandestino en la Villa 31

Un delito que se reprodujo durante la época pandémica de Covid fue la del juego clandestino que, evidentemente, llegó para quedarse. Eso sucede en Buenos Aires, donde la policía desbarató un casino clandestino en medio de la Villa 31 de Retiro en plena Capital del país. En el lugar se encontraron seis máquinas tragamonedas sin, por supuesto, su correspondiente habilitación. Además había computadores para realizar diferentes apuestas.

Lo más llamativo del caso, teniendo en cuenta que las apuestas por dinero son ilegales salvo en los lugares debidamente autorizados (casinos, bingos, hipódromos, nunca una vivienda), es que en la puerta del local había un letrero que avisaba: “Apuesta deportiva y casino”.

El martes por la tarde, alrededor de las 17.30, un grupo de la División Investigaciones Comunales de la fuerza porteña acudió a un local en la calle Alpaca al 700, cercana al barrio Padre Mugica. El lugar a investigar había quedado apuntado después de una serie de observaciones sobre movimientos sospechosos de entrada y salida de personas a través del Centro de Monitoreo.

Los investigadores sospecharon de una posible actividad de juego y apuestas clandestinos. Así, constataron que no había una habilitación para esa actividad en el lugar, por lo cual el fiscal Federico Tropea, de la Unidad Flagrancia Este, habilitó el allanamiento.

Al ingresar al domicilio, los agentes se encontraron con un salón donde había seis máquinas tragamonedas encendidas y una televisión encendida con transmisiones deportivas.

La Policía encontró a quien aseguró ser el encargado, Diego Hernán P., de 45 años, nacionalidad argentina, quien no contaba con su DNI en su poder y que no pudo presentar la habilitación correspondiente. El lugar fue cerrado tras una intervención de la Dirección General de Fiscalización de la Ciudad de Buenos Aires.

Por el momento, no se ordenó el secuestro de las máquinas tragamonedas ni de los televisores encontrados en el lugar.

Creció por la pandemia

El desarrollo de casinos clandestinos se enriqueció a lo largo de los últimos años, especialmente durante el período de la pandemia del coronavirus. Los allanamientos policiales se repitieron uno tras otro, en fiestas ilegales dentro de casas o en bares que por fuera de la ley abrieron sus puertas a costa de que se expandieran los contagios.

Durante la segunda mitad del 2021, los allanamientos se repitieron en departamentos porteños con organizadores sospechados de pertenecer a la mafia china o en garitos de poker en Núñez o San Telmo. En marzo de 2021, otro casino clandestino que funcionaba en San Telmo fue clausurado mientras se desarrollaba un torneo de poker con casi 50 apostadores. Cuatro sujetos sospechados de ser sus responsables fueron detenidos.

Fuente y fotos: Infobae

Author: Brandy Lawrence